sábado, 13 de octubre de 2012

Arte gráfico a propósito de "los 100" de Fernando Belaúnde "Terror"

No es raro ni casual que ante cada conflicto social con epicentro en la selva del Perú, hayan surgido encendidos llamados a meter bomba –específicamente napalm– para acabar con tanto "revoltoso". Digo, no es raro, tampoco es cosa de chiste o broma, porque en realidad este evento sucedió en nuestro paisito hace (casi) medio siglo y, quiéranlo o no, forma parte de la historia del Perú, sólo que no se enseña en Historia del Perú. - De JUGANDO EN LOS CAMPOS DEL SEÑOR

 Más memorex (de la lista de correos Reflexiones Peruanas de Wilfredo Ardito):

  • No tengo exacto el dato pero hace algunos años, cuando estudiaba los temas militares, en un libro de Villanueva encontré una referencia escalofriante de la forma en que nuestras Fuerzas Armadas habrían neutralizado el movimiento subversivo de los sesenta; si mal no recuerdo este hombre hablaba de miles de víctimas en operativos que incluían bombardeos indiscriminados... Leo tu referencia a los bombardeos sobre los matsés y pienso en las coincidencias con mi lectura de Villanueva.
    La diferencia de percepción sobre los gobiernos de Belaúnde y Fujimori para mí implica la "comodidad de los pactos" y nos alcanza también a aquellos vinculados al movimiento de derechos humanos: es más fácil celebrar como "un éxito" la condena a Fujimori y condenar cualquier intención de atentar contra esta conquista de los derechos humanos, que alzar la voz sobre los temas complejos como las violaciones a los derechos humanos en tiempos de Belaúnde refleja: la discriminación como fuente de la cual bebe la barbarie.   
    Los números de la CVR son clarísimos, fue Belaunde el que se cargó más víctimas, seguido por García y de lejos en tercer lugar Fujimori... Al primero se le considera un "paladín" de la democracia y al segundo se le hizo Presidente por segunda vez... En la celebración de la condena a Fujimori hay mucha y cómoda hipocresía. No pretendo defenderlo, pero sí llamar la atención sobre cierta miopía en los objetivos (Un sociólogo).
  • Los "falsos" o "favorables" recuerdos de Fernando Belaúnde son una costumbre muy extendida entre nosotros, decir del difunto que fue una magnífica persona, un excelente padre, un singular amigo, una hija abnegada o un gran poeta, aunque no lo haya sido. Con el paso del tiempo la leyenda sigue creciendo, pero también da la oportunidad a algunos de decir la verdad. Eso sí, esto no funciona cuando el difunto no es uno de los "nuestros" sino de los "otros" (es decir, de otra familia, etnia, grupo político, escuela etc.) (Un abogado). 
  • Hace poco La Republica incluyo en su dominical un publirreportaje acerca de los matsés, bombardeados precisamente por el "patricio". Supongo que algún censor 'de estilo' habrá tomado nota de lo que decía el publicherry acerca de ese luctuoso hecho, porque apenas se menciona que «durante los 60 fueron repelidos mediante el bombardeo de sus aldeas lo que produjo el desplazamiento de sus poblaciones a la frontera con Brasil». Nótese el lenguaje, los términos 'repelidos', 'desplazados' en lugar de decir 'asesinados', etc. Y para esta 'efeméride' La República se prestó a “pasarle franela” a FBT, como si nada (Un artista gráfico). 
  • Ahora no se necesita a ningún periodista conservador de El Comercio que levante la imagen de Belaúnde, porque de eso se encarga el propio diario La República, que supuestamente representa una línea más de izquierda o crítica. Por eso, porque nuestro periodismo está tan de capa caída, porque las voces verdaderamente críticas escasean, porque hay cosas que los periodistas nunca se atreverán a decir, es fundamental fomentar el pensamiento crítico y navegar contracorriente con un fin positivo y constructivo (Una historiadora. WA: Durante el segundo gobierno de Belaúnde, La República denunció todas las violaciones de los derechos humanos, lo cual motivó que inclusive su corresponsal Jaime Ayala fuera asesinado. Es lamentable que nada de esto sea ahora recordado por este diario). -  APORTES Y COMENTARIOS (Sobre la RP 429, referida a Belaúnde)

Los Derechos Humanos, esa cojudez:
Para mí y otros, es el tipo que no sólo ordenó el bombardeo la tribu de los Mayoruna durante su primer gobierno por oponerse al "desarrollo", sino que en su segundo periodo (primera mitad de los 80) se cometieron la mayor cantidad de matanzas y crimenes contra los derechos humanos en relación a los 20 años de violencia política.

Recordemos su complicidad, pasividad y mezquina falta de compasión (alguna vez dijo "los informes de Amnistía Internacional van directamente al tacho de basura")
- De Jesús Cossio.

1 comentario:

  1. corazón calientejunio 29, 2014 7:35 a.m.

    HOLA...TÍO... MUY BIEN, EN GENERAL... PERO, UBICATE, CUALES 20 AÑOS ???...SI, TODO EL TERRORISMO SE DISOLVIÓ EN 1992...AHORA, SI APARENTAS ESTAR LÚCIDO : CÓMO TE PUEDES AFERRAR A DATOS REVESEROS DE LA TUCOMISION DE LA VENGANZA Y LA REPARTIJA !!!...GRACIAS

    ResponderEliminar