lunes, 20 de julio de 2009

faenón, hienas al acecho

esta se parece a un ex embajador. imagen

con alan más masacres

transtornado alan promete "dureza" contra los enemigos del faenón.

relacionado: La farsa de la nueva ‘Aidesep’ /// El asesino de más que la ilusión

3 comentarios:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  2. oye chileno bamba ¿tu no eres el que copia los articulos de hildebrandt a un blog?

    ResponderEliminar
  3. Propaganda emerretista en el Congreso: invitados de humalista elogian a terrorista Cerpa

    Dirigentes de Patria Libre, fachada del MRTA, dieron rienda suelta a su perorata extremista. Conferencia fue convocada por el legislador NACIONALISTA Víctor Mayorga.


    —“¡Yo soy del Partido Nacionalista! ¡No tengo que ver con ustedes…!” Fueron las desesperadas frases que repitió ayer el congresista humalista Víctor Mayorga, antes de dar por terminada una singular rueda de prensa que había convocado en la sede del Parlamento.

    ¿Qué sucedió? Resulta que dos dirigentes de la organización Patria Libre —que según los reportes de la inteligencia policial es un organismo de fachada del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA)— se presentaron en la sala de conferencias Gustavo Mohme del Congreso en calidad de invitados del congresista Mayorga, a sugerencia de su amigo el ex diputado comunista Gustavo Espinoza Montesinos.

    Ambos aprovecharon los micrófonos abiertos de la prensa para dar rienda suelta a la perorata extremista y destacar la trayectoria de uno de sus últimos líderes, Néstor Cerpa Cartolini.

    Se trataba de los dirigentes Luis Otivo Inga y Luis Villar, quienes —ubicados en uno de los lados del congresista humalista— no dudaron ni un minuto para sacar provecho de la presencia de la prensa. Así, Otivo Inga —quien admitió haber participado en los luctuosos sucesos de Cromotex— y Villar —autopresentado como subsecretario general de Patria Libre y sentenciado a 16 años de prisión— llamaron “compañero” y “dirigente histórico”, respectivamente, a Cerpa Cartolini, quien en diciembre de 1996 encabezó la toma de rehenes en la Embajada de Japón en Lima, y murió en el debelamiento de abril de 1997.

    Estas declaraciones mortificaron a Mayorga, quien profirió: “¡Yo quisiera cortar esta conferencia! ¡Yo no promuevo a Patria Libre bajo ninguna circunstancia! ¡Eso es claro y no quiero que me tomen como una persona sectaria!” Y acto seguido se retiró de la sala parlamentaria y pidió el auxilio de la policía para que ambos dirigentes sean desalojados.

    En efecto, Villar, Otivo y el ex diputado Espinoza Montesinos se retiraron del Congreso por el mismo lugar por donde ingresaron por cortesía del despacho de Mayorga: por la puerta principal de este poder del Estado.

    Fuentes de inteligencia policial refirieron anoche que Villar tendría una orden de requisitoria por delito de terrorismo, pero no fue detenido cuando llegó a la sede del Parlamento porque este control solamente rige para quienes ingresan por la puerta posterior del Congreso.

    ResponderEliminar