domingo, 12 de octubre de 2008

videos, garrido lecca: la caída anunciada del gran payaso

-

video 1.- poco antes que se revelaran los "rospiaudios", garrido lecca a pesar que su actuación cinicobufonesca era patética, no se había agotado respecto a la huelga médica y había pasado a la fase 2, perseguir y acosar al gremio médico con el apoyo de la fiscalía de echaiz que muy de inmediato ya estaba citando a los médicos para que rindan sus manifestaciones en la fiscalía por entre otros delitos, agredir con huevos al evidente provocador garrido que una mañana se apareció en el loayza con "portátil" incluida que coreaba "que se quede, que se quede" (video 2) buscando la reacción del gremio médico y aparecer victimizado por las cámaras de la prensa arrastrada.

pueda que la sinverguenzura del entonces ministro (hoy probable nuevo gran corrupto) se debiera a que para sus adentros se sabía millonario (con canaan de por medio), y hasta multimillonario si se atornillaba al cargo unos meses más a punta de bufonadas, demagogia y ausencia de sangre en la cara.

en toda esta campaña contra los médicos ¿algunos dineros de la corrupción habrán servido para que cierta prensa se parcialize con garrido? ¿Porqué la fiscalía no será tan inmediata con los casos que comprometen a los ahora ex ministros neoliberales? ¿donde habrá hecho mas daño garrido: como ministro o como productor de bodrios animados altamente nocivos para el desarrollo de las facultades creativas de los niños?

- payaso en versión molotov / cd tributo a jojé josé.

aunque al exministro (y a muchos otros) les cae mejor el tema parásito

7 comentarios:

  1. Carlos Álvarez, el exitoso

    Y digo exitoso, pues, simplemente, porque ha tenido éxito en su propósito, cual es el de hacer que la gente se olvide de su pasado corrupto aquella vez cuando, por unos cuantos dólares quincenales provenientes del SIN, se encargaba de sobonear al Chino, mientras destrozaba a los opositores de este, plata por medio, claro está.

    Y es tal el éxito que enarbola Carlos Álvarez que el mismo público se ha tragado enterito eso de su "filantropía" o "emoción social", en el trampolín de Frecuencia Latina. La gente que acude allí, gente de clase necesitada, indigentes, que por unos kilitos de arroz lo tienen en un altar como a un dios generoso, rezan para que el otro Dios lo llene de bendiciones. Como Carlos Álvarez, dicen, debe haber más.

    Y es tanto su éxito, pero tanto tanto, que aún hasta gente de talla (algunos, otros no) como Fernando Vivas, Maritza Espinoza, Cecilia Valenzuela, Magaly Medina, Ricardo Belmont, y otros, que se suponen ven con ojos críticos a la television, lo consideran un gran cómico, y que su paso por la corrupción en el canal 7 es solo un pecadillo venial, una travesura a lo Bayly, un ligero error, un desliz de imberbe, algo que no vale la pena recordar. Para qué.

    Fernando Vivas, por ejemplo, lo considera un cómico fuera de serie, y no osa darle esos plumazos crueles que sí le da a la Bozzo, a pesar de que sus vergonzantes pasados son similares, asi como similares fueron sus pasos por los tribunales anticorrupción.

    Ricardo Belmont, por otro lado, lo presenta a nivel internacional como el artista de valor que tiene el Perú. Maritza Espinoza lo eleva a "cómico del año" mientras que a Laura Bozzo la denigra hasta en su más última coma. Cecilia Valenzuela le da programa propio a cambio de que le dé rating. Y así...

    Ahora, con motivo de la coyuntura del petro-escándalo, sale Carlos Álvarez a decir que mueran los corruptos y otra sarta de adjetivos que en él, con un rabo más largo que el de una rata, suenan a sandeces.

    Y Fernando Vivas, en su columna de hoy, lo ensalza al decir que el remedo que hace Carlos Álvarez es lo máximo y que eso es lo que se merecen esas otras ratas corruptas, cuya corrupción logra hacer que la misma corrupción de Álvarez sea moco de pavo a su lado.

    Así es; Álvarez es un artista exitoso. No cualquiera puede pasar como inocente paloma cuando de una rata de albañal se trata. Y Carlos Álvarez lo ha logrado. Es un artista consumado, sí, señor. ¡Ese es mi Perú!

    ResponderEliminar
  2. hola anónimo, tus opiniones como que no tienen que ver con el post o se trata de spam?

    si pues, álvarez recibió sucio dinero de fujimontesinos y hasta el día de hoy su trabajo es servil a la lumpenburguesía corrupta y racista.

    ResponderEliminar
  3. el anterior es sifuentes, te está jodiendo.

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo Tvbruto, Garrido Lecca es de las peores personas que ha llegado a ser ministro en este incompetente y corrupto gobierno aprista (en el sentido más auténtico de la palabra) y personalmente no me merece respeto siquiera como persona por sus prejuicios, ademanes, insultos, maneras y arrogancia en desproporción a lo qué es, y es que ese tipo se alucina... En fin, el motivo de esta misiva es aconsejarle modestamente que dejes de usar algunos calificativos como el de "burgues" porque haces lo que hacen tipejos como Aldo M. o la Chichi que lanzan insulto torpemente como "rojo", "comunista", etc.. sugiero que expongas los hechos y nombres a tal o cual por lo que hace. El amarillismo no se combate con amarillismo supongo, tal vez me equivoque; obviamente es ud. libre de continuar con su estilo, si asi se siente más libre.

    ResponderEliminar
  5. Olvidaba algo... saca ese manifiesto zapatista, sorry si eres mexicano y ofendo tu susceptibilidad, pero cuelga mi PC media hora cuando entro a tu blog, además que es una anacronismo huachafo y fuera de contexto.

    ResponderEliminar
  6. si, se me a pegado lo de lumpenburgues, en alusión a la burguesía fascista identificable en políticos, periodistas y en fin. bienvenida si la burguesía creativa. lo del audio, resulta pesado pero "hay que pasarlo a todos los hombres de esos pueblos". pronto, espero, rediseñar y bajarle el peso a este bruto blog

    ResponderEliminar
  7. El comentario de arriba no es spam. Ya sé que no tenía que ver con el post, pero ojalá el tema lo trates en otro post, pues es importante no dejar pasar la corrupción de Carlos Álvarez que ahora pasa como santito, condenando a otros. Gracias por tu aprobación al haber publicado mi comentario.

    ResponderEliminar