sábado, 1 de septiembre de 2007

¿Gran campaña la de la sub 17?

clic para leer la pregunta del millón que Trome le hace a Manco
.
Gran Campaña, pero de manipulación mediática
Exagerado o dirijido el que muchos medios se refieran como "Gran Campaña" el que la sub 17 se despida sin pena ni gloria de un mundial con victorias ajustadas ante equipos sin ninguna tradición pelotera como Togo, Costa Rica, Korea o la desconocida Tajikistan. Recordar que es una regla de marketing que los anfitriones elijan en su grupo a los mas papayas para pasar a la siguiente ronda.
.

No se como fue el primer tiempo contra Ghana (dormía) pero el segundo pareció que de pronto la FIFA (esa mafia) cambiaba reglas y ordenaba reducir el largo de la cancha para arruinarnos: el partido se desarrolló solo en el medio campo de Perú, y no era que los africanos eran grandes marcadores sino que los aspirantes a dar declaraciones a la prensa dentro de sus flamantes carritos, no daban ningún pase bueno. "Fue el desgaste frente a Tajikistan" decía un emocionado comentarista que parecía creer que Perú, perdiendo ante Ghana, matematicamente pasaba a cuartos de final.
.
Come futbol mientras alanmontesinos te mete el dedo
Luego, caer en el falso patriotismo de ordenar al panel de algunos noticieros (como Confirmado/canal 7) a ponerse la camiseta o a colgarla en medio del set ya colinda con lo cuartomundista. Y ni que decir de meter camaras a los hogares de los "jotitas"(cojudo el apodo) ¿Será que Borovio nuevamente "aconseja" a los medios? Eliminada la sub-17 ¿Qué nuevas cortinas y psicosociales estarán cocinando para tapar a las ratas fujimontesinistas colandose en el estado?
.
Heroes de barro
¿Alguno de estos encumbrados por la prensa heroes juveniles, será usado por el sistema para una sincera campaña de valores que tanto necesita nuestra niñez y juventud? ¿Veremos a un Manco incentivando a la lectura o aconsejando lo importante que son los estudios y el no desertar del colegio? ¿Alguno será llamado para concientizar sobre el daño de las drogas licitas como el alcohol y el cigarro? ¿O será que uno a uno los veremos desfilar en magalytv desmintiendo sus amorios con la vedette del momento o los veremos ampayados en algún bacanal?
.
Si los medios neofascistas son capaces de vender como triunfo la eliminación de la sub 17, facilmente fujirata puede llegar nuevamente a presidente y alan-montesinos a la reelección.
.
.
---------------------------------------------------------------------------------
3 ////// Magaly, el camarada Gonzalo y la violencia politica/mediatica
---------------------------------------------------------------------------------

9 comentarios:

  1. No comparto tu idea, porque nuestro futbol, no nos da una alegria que antes nos daba y amilanaba todos los problemas del pais. para sacarle una sonrisa al pueblo...No es justo que con este post trates de hablar de politica usando a la sub 17. ellos no merecen eso!

    ResponderEliminar
  2. Si no te gustó es tu problema, ya te quiero ver jugando en un MUNDIAL, en donde no clasifica cualquiera.
    Como alguien mencionaba en mi barrio, Tayikistan es papayita; ¿por qué? porque nunca se escucho de ellos, oye una cosa es que jueguen y otra cosa es que por ignorancia no los conozcamos. Eres muy pesimista, mejor relájate y mira el lado positivo de las cosas.

    ResponderEliminar
  3. Recordar que el grupo de Perú fue el grupo de Korea, el anfitrión que como en todos los campeonatos mundiales arregla o elige un grupo papaya para pasar a la siguiente ronda.

    Con Ghana quedó demostrado que si bién nuestra sub 17 juega con pasión, sucumbe ante un equipo bién plantado.

    No es la primera vez que un sistema fascista como el nuestro, con la complicidad de los medios, utiliza al futbol como cortina de humo.

    ResponderEliminar
  4. Me parece que tu afán por ser una paladín de la censura te nublo tu sentido de la imparcialidad y estas siendo realmente injusto con esta selección, es bueno decir las cosas como son por ejemplo que este equipo clasifico a un mundial una tarea nada fácil ( sino que lo diga la selección mayor ), el hecho de que estén en el grupo del anfitrión no garantiza que sea sencillo, sino recordemos el mundial pasado que organizamos en el cual terminamos últimos del grupo, me parece que tu no estuviste siguiendo los partidos anteriores sino hubieras sabido que Peru jugó bajo lluvia y si por casualidad le has dado al balón en una cancha mojada sabes que eso cansa el doble de lo regular, bueno lo único que quiero decir es que debemos de reconocer todo el esfuerzo que derrocharon estos jugadores y darles gracias por las alegrías que nos brindaron.

    ResponderEliminar
  5. me parece que estás llevando el tema demasiado lejos. es cierto que Perú no hizo un gran mundial ni se enfrentó a los rivales más complicados. pero se ganaron los partidos que debían ganarse y es muy meritorio. qué hubiese pasado con la selección de los mayores? seguramente hubieran perdido hasta con Malta.
    solo queda esperar que esta selección juvenil mejore por el bien del fútbol nacional.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo con Julio G.

    Por otro lado, hay que denunciar a Magaly Medina por el delito de corrupción de menores usando un medio de comunicación (ATV) cometido a través de su reportero Renzo Madrid al incitar a los menores de edad (sub-17) a tener relaciones sexuales con mujeres que parecían sacadas de algún prostíbulo. Philip Butters dice que lo que hizo Magaly fue una maldad, yo digo que es delito penal en la modalidad de "corrupción agravada de menores".

    ResponderEliminar
  7. ¿Creen que los medios confunden gratuitamente una eliminación con un triunfo para dedicarle horas de horas a esta sub 17?

    ¿No creen que el caso del fujimontesinista Favre, acusado de graves delitos, merezca una mayor cobertura y analisis de estos medios, puesto que el estado le dará a este señor y su cupula empresarial millones de dolares de todos los peruanos(y de los jotitas) para la "reconstrucción" de Pisco?

    ¿Que clase de país somos si nos dejamos atarantar por unos medios serviles que hoy hipocritamente ensalzan a estos jugadores a quienes mañana, según sea la coyuntura politica, los maltrataran sin piedad?

    ResponderEliminar
  8. SALUDO.PARA TODAS LAS PERSONASmayo 01, 2008 4:01 p.m.

    Hola !Señor (a) salga las iglesia falsa. lea estos lectura con paciencia
    , hay le mando la paginas de los Testigos de Jehová: "
    www.Watchtower.org www.jw.org" ; para que la lea, si esta interesada (o) , hay dice
    quiere un estudio biblica, a la derecha dijale que si.

    Un nuevo mundo, ¿llegará algún día?


    EL 13 DE ABRIL DE 1991, George Bush, el entonces presidente de Estados Unidos, pronunció un discurso en Montgomery (Alabama, E.U.A.) titulado: "La perspectiva de un nuevo orden mundial". En conclusión, dijo: "El nuevo mundo que tenemos ante nosotros [...] es un mundo maravilloso por descubrir".


    Dos meses después, la revista The Bulletin of the Atomic Scientists mencionó que tras la caída de los regímenes comunistas en la Europa oriental, "parecía que nos encontrábamos a las puertas de un nuevo orden mundial basado en la paz, la justicia y la democracia".

    En 1993 se sigue hablando de un nuevo mundo. The New York Times informó en enero sobre un acuerdo para la reducción de las armas nucleares. El periódico señaló: "Eso pone a Estados Unidos y a Rusia ‘al umbral de un nuevo mundo de esperanza’, según las acertadas palabras del presidente Bush".



    Dos semanas después, el nuevo presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, proclamó lo siguiente en su discurso inaugural: "Hoy, cuando un viejo orden desaparece, el nuevo mundo es más libre, pero menos estable". E incluso afirmó: "Este nuevo mundo ya ha enriquecido la vida de millones de estadounidenses".


    De modo que se ha hablado mucho de un nuevo mundo, un mundo diferente y mejor. Durante un período relativamente breve, se contaron 42 alusiones de George Bush a un "nuevo orden mundial" en declaraciones públicas.


    Pero ¿son una novedad esos comentarios? ¿Se habían oído antes?


    No son nada nuevo


    mayo de 1919, justo después de la I Guerra Mundial, el Consejo Federal de las Iglesias de Cristo en América celebró una reunión en Cleveland (Ohio, E.U.A.), en la que se anunció ‘la perspectiva de un mundo nuevo y mejor’. Uno de los oradores afirmó: "Será un nuevo mundo en el que el principio de competencia habrá dejado paso al de asociación y compañerismo. Un nuevo mundo en el que el principio de unidad habrá reemplazado al de división [...]. Un nuevo mundo en el que la hermandad y la amistad habrán desplazado todos los antagonismos, excepto la guerra contra el mal".


    ¿Cómo creían las iglesias que vendría este nuevo mundo? ¿Por medio del gobierno del Reino de Dios prometido en la Biblia? No. Para hacer realidad ese nuevo mundo, contaban con una organización política. "Lo que hoy llamamos Sociedad de Naciones —dijo cierta autoridad eclesiástica— es una consecuencia indispensable e inevitable de todos nuestros esfuerzos y nuestra fe cristiana en el mundo." Las autoridades eclesiásticas de aquella época hasta calificaron a la Sociedad de Naciones como "la expresión política del Reino de Dios en la Tierra".

    Por otra parte, un poderoso dirigente de Alemania, Adolfo Hitler, se opuso a la Sociedad de Naciones, y en los años treinta fundó el Tercer Reich de Alemania. Afirmaba que el Reich duraría mil años y lograría lo que la Biblia dice que solo el Reino de Dios puede lograr. "Estoy empezando con los jóvenes —dijo Hitler—. Con ellos puedo crear un nuevo mundo."


    hizo construir un estadio inmenso en Nuremberg para exhibir el poder nazi. Un detalle significativo es que se levantaron 144 columnas gigantescas sobre una plataforma de casi 300 metros de longitud. ¿Por qué 144? La Biblia menciona que 144.000 gobernarán con "el Cordero" Jesucristo y que su gobernación durará mil años. (Revelación 14:1; 20:4, 6.) Es obvio que no se levantaron precisamente 144 columnas en el estadio de Nuremberg por pura casualidad, pues está bien documentado que los funcionarios nazis usaban términos y simbolismos bíblicos.



    ¿En qué resultaron los esfuerzos de los hombres por llevar a cabo lo que, según la Biblia, solo el Reino de Dios podrá realizar?

    Fracasan los esfuerzos humanos

    La historia atestigua elocuentemente que la Sociedad de Naciones no fue capaz de introducir un nuevo mundo de paz. Aquella organización fracasó cuando las naciones se sumieron en la II Guerra Mundial. Además, después de solo doce años, el Tercer Reich quedó reducido a ruinas. Fue un fracaso total, una vergüenza para la familia humana.

    En el transcurso de la historia humana, los esfuerzos por crear un nuevo mundo pacífico jamás han tenido éxito. "Todas las civilizaciones que han existido finalmente han caído —comentó Henry Kissinger, ex secretario de Estado de Estados Unidos—. La historia es una recopilación de esfuerzos que fracasaron, de aspiraciones que nunca se hicieron realidad."


    Entonces, ¿qué puede decirse del nuevo orden mundial del que tanto han alardeado últimamente los líderes mundiales? Los estallidos de violencia étnica han ridiculizado la misma idea de que haya un nuevo mundo de esta clase. Por ejemplo, el pasado 6 de marzo, el columnista William Pfaff dijo con sarcasmo: "El nuevo orden mundial ha llegado. Funciona bien y es nuevo de verdad: consagra la invasión, la agresión y la limpieza étnica como formas aceptables de conducta internacional".


    Los terribles conflictos y las atrocidades que han ocurrido desde la caída del comunismo son espantosos. Hasta George Bush reconoció poco antes de dejar su cargo en el mes de enero: "El nuevo mundo podría con el tiempo ser tan amenazador como el antiguo".


    ¿Hay razón para tener esperanza?

    ¿Significa esto que la situación es desesperada? ¿Es la idea de un nuevo mundo tan solo un sueño ilusorio? Es obvio que el ser humano no ha podido crear un nuevo mundo. Ahora bien, ¿qué hay de la promesa del Creador? "Hay nuevos cielos y una nueva tierra que esperamos según [la] promesa de Dios", contesta la Biblia. (2 Pedro 3:13.)

    Los nuevos cielos que Dios promete son una nueva gobernación sobre la Tierra. Se trata del Reino de Dios, su gobierno celestial por el que Jesús enseñó a orar. (Mateo 6:9, 10.) Ese gobierno celestial estará compuesto de Jesucristo y 144.000 cogobernantes, y la nueva tierra será una nueva sociedad de personas. Sí, el ser humano vivirá en un glorioso nuevo mundo apoyando lealmente la gobernación de Dios.

    El gobierno del Reino de Dios regirá sobre el prometido nuevo mundo. De modo que el nuevo mundo no será de creación humana. "El Reino de Dios no significa en modo alguno una acción emprendida por hombres ni un reino establecido por ellos —explica cierta enciclopedia bíblica—. El Reino es una acción divina, no un logro humano, ni siquiera el logro de cristianos dedicados." (The Zondervan Pictorial Encyclopedia of the Bible.)


    El bajo el Reino de Dios vendrá sin falta. Usted puede confiar en esta promesa porque quien la hace es "Dios, que no puede mentir". (Tito 1:2.) Sírvase analizar la clase de mundo que será el nuevo mundo de Dios.



    Hello! Lord (a) leave the church false. Read these reading with patience
    , It must command the pages of Jehovah's Witnesses: "
    www.Watchtower.org www.jw.org "to read, if interested (o), said there
    wants a study biblical to the right that if dijale.

    A new world, how come some day?


    On 13 April 1991, George Bush, the then U.S. president, delivered a speech in Montgomery (Alabama, USA) entitled: "The prospect of a new world order". In conclusion, he said: "The new world before us [...] is a marvelous world to discover."


    Two months later, the magazine The Bulletin of the Atomic Scientists said that after the fall of communist regimes in Eastern Europe, "it seemed that we were on the threshold of a new world order based on peace, justice and democracy" .

    In 1993, is still talking about a new world. The New York Times reported in January on an agreement to reduce nuclear weapons. The newspaper noted: "That puts the United States and Russia 'to the threshold of a new world of hope', according to the wise words of President Bush."



    Two weeks later, the new U.S. president, Bill Clinton, proclaimed the following in his inaugural speech: "Today, when an old order disappears, the new world is freer, but less stable." And even said: "This new world has already enriched the lives of millions of Americans."


    So there has been much talk of a new world, a different and better world. During a relatively short period, 42 were allusions to George Bush to a "new world order" in public statements.


    But are they a novelty these comments? Will had heard before?


    They are not anything new


    May 1919, just after the First World War, the Federal Council of Churches of Christ in americas held a meeting in Cleveland (Ohio, USA), which announced "the prospect of a new and better world '. One speaker said: "It will be a new world in which the principle of competition will have given way to partnership and camaraderie. A new world in which the principle of unity to be replaced by a new division [...]. world where brotherhood and friendship have shifted all antagonisms, except the war against evil. "


    How believed that the churches would this new world? Is Through the government of the Kingdom of God promised in the Bible? No. To realize this new world, had a political organization. "What we now call League of Nations-said some ecclesiastical authority-is an essential and inevitable consequence of all our efforts and our Christian faith in the world." The ecclesiastical authorities of that time rated up to the League of Nations as "the political expression of God's kingdom on Earth."

    Moreover, a powerful leader of Germany, Adolf Hitler, opposed the League of Nations, and in the thirties founded the Third Reich in Germany. Claiming that the Reich would last a thousand years and achieved what the Bible says that only the Kingdom of God can achieve. "I'm starting with young people," said Hitler. With them I create a new world. "


    did build a huge stadium in Nuremberg for displaying Nazi power. A significant detail is that were erected 144 huge columns on a platform of almost 300 metres long. Why 144? The Bible mentions that 144,000 will govern with "the Lamb" Jesus Christ and that his government will last a thousand years. (Revelation 14:1, 20:4, 6.) It is obvious that not exactly 144 columns were erected at the stadium in Nuremberg by pure coincidence, as is well documented that officials were using Nazi symbols and biblical terms.



    What were the efforts of men to conduct which, according to the Bible, only the Kingdom of God can do?

    Human efforts fail

    History testifies eloquently to the League of Nations was not able to enter a new world of peace. That organization failed when nations were plunged into World War II. In addition, after just twelve years, the Third Reich was reduced to ruins. It was a total failure, a disgrace to the human family.

    In the course of human history, efforts to create a new peaceful world have never been successful. "All civilizations that have existed have finally fallen-commented Henry Kissinger, former secretary of State. The story is a compilation of efforts that failed, of aspirations that never became reality."


    So what can be said of the new world order which both have recently boasted the world's leaders? The outbursts of ethnic violence have ridiculed the idea that there is a new world of this kind. For example, last March 6, columnist William Pfaff said with sarcasm: "The new world order has arrived. It works well and is really new: enshrines the invasion, aggression and ethnic cleansing as acceptable forms of international behaviour" .


    The terrible conflicts and atrocities that have occurred since the fall of communism are shocking. Until George Bush admitted shortly before leaving office in January: "The new world could over time be as threatening as the former."


    Is there reason for hope?

    Does this mean that the situation is hopeless? Is the idea of a new world just a dream an illusion? It is obvious that the man was unable to create a new world. But what about the promise of the Creator? "There are new heavens and a new earth as we expect [the] promise of God," replied the Bible. (2 Peter 3:13.)

    The new heaven that God promises are a new government on Earth. This is the Kingdom of God, his heavenly government in which Jesus taught to pray. (Matthew 6:9, 10.) That heavenly government will be composed of Jesus Christ and 144,000 cogobernantes, and the new earth will be a new society of people. Yes, human beings will live in a glorious new world loyally supporting the governorate of God.

    The government of the Kingdom of God governed on the promised new world. So the new world will not be of human creation. "The Kingdom of God in no way implies an action brought by men nor a kingdom established by them," says some Biblical Encyclopedia. The Kingdom is a divine action, not a human achievement, even achieving devoted Christians. " (The Zondervan Pictorial Encyclopedia of the Bible.)


    The under the Kingdom of God will come without fail. You can rely on this promise because whoever does is "God who can not lie." (Titus 1:2.) Please analyze the kind of world that will be the new world of God.

    ResponderEliminar
  9. Saludo.para todas personasmayo 01, 2008 4:03 p.m.

    Hola !Señor (a) salga las iglesia falsa. lea estos lectura con paciencia
    , hay le mando la paginas de los Testigos de Jehová: "
    www.Watchtower.org www.jw.org" ; para que la lea, si esta interesada (o) , hay dice
    quiere un estudio biblica, a la derecha dijale que si.

    Un nuevo mundo, ¿llegará algún día?


    EL 13 DE ABRIL DE 1991, George Bush, el entonces presidente de Estados Unidos, pronunció un discurso en Montgomery (Alabama, E.U.A.) titulado: "La perspectiva de un nuevo orden mundial". En conclusión, dijo: "El nuevo mundo que tenemos ante nosotros [...] es un mundo maravilloso por descubrir".


    Dos meses después, la revista The Bulletin of the Atomic Scientists mencionó que tras la caída de los regímenes comunistas en la Europa oriental, "parecía que nos encontrábamos a las puertas de un nuevo orden mundial basado en la paz, la justicia y la democracia".

    En 1993 se sigue hablando de un nuevo mundo. The New York Times informó en enero sobre un acuerdo para la reducción de las armas nucleares. El periódico señaló: "Eso pone a Estados Unidos y a Rusia ‘al umbral de un nuevo mundo de esperanza’, según las acertadas palabras del presidente Bush".



    Dos semanas después, el nuevo presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, proclamó lo siguiente en su discurso inaugural: "Hoy, cuando un viejo orden desaparece, el nuevo mundo es más libre, pero menos estable". E incluso afirmó: "Este nuevo mundo ya ha enriquecido la vida de millones de estadounidenses".


    De modo que se ha hablado mucho de un nuevo mundo, un mundo diferente y mejor. Durante un período relativamente breve, se contaron 42 alusiones de George Bush a un "nuevo orden mundial" en declaraciones públicas.


    Pero ¿son una novedad esos comentarios? ¿Se habían oído antes?


    No son nada nuevo


    mayo de 1919, justo después de la I Guerra Mundial, el Consejo Federal de las Iglesias de Cristo en América celebró una reunión en Cleveland (Ohio, E.U.A.), en la que se anunció ‘la perspectiva de un mundo nuevo y mejor’. Uno de los oradores afirmó: "Será un nuevo mundo en el que el principio de competencia habrá dejado paso al de asociación y compañerismo. Un nuevo mundo en el que el principio de unidad habrá reemplazado al de división [...]. Un nuevo mundo en el que la hermandad y la amistad habrán desplazado todos los antagonismos, excepto la guerra contra el mal".


    ¿Cómo creían las iglesias que vendría este nuevo mundo? ¿Por medio del gobierno del Reino de Dios prometido en la Biblia? No. Para hacer realidad ese nuevo mundo, contaban con una organización política. "Lo que hoy llamamos Sociedad de Naciones —dijo cierta autoridad eclesiástica— es una consecuencia indispensable e inevitable de todos nuestros esfuerzos y nuestra fe cristiana en el mundo." Las autoridades eclesiásticas de aquella época hasta calificaron a la Sociedad de Naciones como "la expresión política del Reino de Dios en la Tierra".

    Por otra parte, un poderoso dirigente de Alemania, Adolfo Hitler, se opuso a la Sociedad de Naciones, y en los años treinta fundó el Tercer Reich de Alemania. Afirmaba que el Reich duraría mil años y lograría lo que la Biblia dice que solo el Reino de Dios puede lograr. "Estoy empezando con los jóvenes —dijo Hitler—. Con ellos puedo crear un nuevo mundo."


    hizo construir un estadio inmenso en Nuremberg para exhibir el poder nazi. Un detalle significativo es que se levantaron 144 columnas gigantescas sobre una plataforma de casi 300 metros de longitud. ¿Por qué 144? La Biblia menciona que 144.000 gobernarán con "el Cordero" Jesucristo y que su gobernación durará mil años. (Revelación 14:1; 20:4, 6.) Es obvio que no se levantaron precisamente 144 columnas en el estadio de Nuremberg por pura casualidad, pues está bien documentado que los funcionarios nazis usaban términos y simbolismos bíblicos.



    ¿En qué resultaron los esfuerzos de los hombres por llevar a cabo lo que, según la Biblia, solo el Reino de Dios podrá realizar?

    Fracasan los esfuerzos humanos

    La historia atestigua elocuentemente que la Sociedad de Naciones no fue capaz de introducir un nuevo mundo de paz. Aquella organización fracasó cuando las naciones se sumieron en la II Guerra Mundial. Además, después de solo doce años, el Tercer Reich quedó reducido a ruinas. Fue un fracaso total, una vergüenza para la familia humana.

    En el transcurso de la historia humana, los esfuerzos por crear un nuevo mundo pacífico jamás han tenido éxito. "Todas las civilizaciones que han existido finalmente han caído —comentó Henry Kissinger, ex secretario de Estado de Estados Unidos—. La historia es una recopilación de esfuerzos que fracasaron, de aspiraciones que nunca se hicieron realidad."


    Entonces, ¿qué puede decirse del nuevo orden mundial del que tanto han alardeado últimamente los líderes mundiales? Los estallidos de violencia étnica han ridiculizado la misma idea de que haya un nuevo mundo de esta clase. Por ejemplo, el pasado 6 de marzo, el columnista William Pfaff dijo con sarcasmo: "El nuevo orden mundial ha llegado. Funciona bien y es nuevo de verdad: consagra la invasión, la agresión y la limpieza étnica como formas aceptables de conducta internacional".


    Los terribles conflictos y las atrocidades que han ocurrido desde la caída del comunismo son espantosos. Hasta George Bush reconoció poco antes de dejar su cargo en el mes de enero: "El nuevo mundo podría con el tiempo ser tan amenazador como el antiguo".


    ¿Hay razón para tener esperanza?

    ¿Significa esto que la situación es desesperada? ¿Es la idea de un nuevo mundo tan solo un sueño ilusorio? Es obvio que el ser humano no ha podido crear un nuevo mundo. Ahora bien, ¿qué hay de la promesa del Creador? "Hay nuevos cielos y una nueva tierra que esperamos según [la] promesa de Dios", contesta la Biblia. (2 Pedro 3:13.)

    Los nuevos cielos que Dios promete son una nueva gobernación sobre la Tierra. Se trata del Reino de Dios, su gobierno celestial por el que Jesús enseñó a orar. (Mateo 6:9, 10.) Ese gobierno celestial estará compuesto de Jesucristo y 144.000 cogobernantes, y la nueva tierra será una nueva sociedad de personas. Sí, el ser humano vivirá en un glorioso nuevo mundo apoyando lealmente la gobernación de Dios.

    El gobierno del Reino de Dios regirá sobre el prometido nuevo mundo. De modo que el nuevo mundo no será de creación humana. "El Reino de Dios no significa en modo alguno una acción emprendida por hombres ni un reino establecido por ellos —explica cierta enciclopedia bíblica—. El Reino es una acción divina, no un logro humano, ni siquiera el logro de cristianos dedicados." (The Zondervan Pictorial Encyclopedia of the Bible.)


    El bajo el Reino de Dios vendrá sin falta. Usted puede confiar en esta promesa porque quien la hace es "Dios, que no puede mentir". (Tito 1:2.) Sírvase analizar la clase de mundo que será el nuevo mundo de Dios.

    ResponderEliminar