lunes, 29 de octubre de 2007

Alan cada vez mas hijodeputa*: SOAT médico y aumentos por “merito” para docentes universitarios

" Socios"


Ahora que las arcas están llenas, se supone, lo lógico sería que ésta bonanza revertiera para beneficio del ciudadano, en lo urgente y postergado como es la salud y educación.

Pero, como la derecha cavernaria y no menos hijodeputa es la que en relidad gobierna y García obedece mientras cumplan con el “robar y dejar robar”, la salud pública seguirá yéndose al carajo y el SOAT médico acelerará este proceso (como lo hizo con el transporte público) mientras el ministerio de economía y de salud no destinen los recursos que por ley requieren los hospitales y centros médicos para abastecerse y brindar una atención digna.

Flash satírico: Alan en consejo de ministros(cualquier parecido es coincidencia)


El SOAT: Oportunidad de negocio

El SOAT, es un ejemplo del desprecio de la derecha neoliberal hacía el pueblo peruano y hacía si mismos (pero nunca se darán cuenta por cojudos). El SOAT es hacer negocio de la desgracia ajena, y se necesita perpetuar esa desgracia para que el negocio continúe. El fin no es indemnizar con unos soles a las víctimas, se trata de llenarles los bolsillos a unas cuantas miserias humanas, que tienen en los medios de comunicación a los chupamedias perfectos para no cuestionarlos:

Servil Rosa Palacios se espanta con los "buitres" que desvalijan a los accidentados en las carreteras pero no se asquea de los buitres coorporativos que lucran con la desgracia ajena y desvalijan a miles de peruanos con un SOAT que agrava el problema.

Alan y “socia” Pilar: “los catedráticos tienen que rendirle cuentas al pueblo”

El que tiene que dar cuenta es este señor que se burlo de su electorado y mintió al país con su cambio responsable que no fue otra cosa que el continuismo del modelo fujimontesinista, modelo económico y mediático al servicio de la oligarquía que siempre saboteó cualquier reforma educativa que pusiera en peligro sus privilegios.

Y la que tienen que dar también cuentas es doña Pilar y su ONG “sembrando” que gracias al auspicio de los medios arrastrados, recibió millones de soles, de los que no rinde ni rendirá cuentas.
Con estas nuevas medidas que alegran a la oligarquia testaferra de trasnacionales ¿Alan por fin subirá en las encuestas? ¿Será que la flamante columna dominical de García en el comercio es un "premio" a quien usa el estado para favorecer a estas mafias que desvalijan al estado y a los peruanos?
docentes universitarios agredidos por la policia.
-------
*hijodeputa, no en el sentido literal, sino en el alegórico.
"HIJO DE PUTA". Aunque parezca increíble, el diccionario de la Real Academia Española (RAE) incluye ya un significado para el término "hijo de puta", al que hartamente recurren los hispano-parlantes a la hora de mostrar su fastidio, descalificar o insultar a alguien. Y de hecho, según la RAE, "hijo de puta equivale a un insulto en su uso común, y a una "mala persona" en su forma vulgar.

Decir "hijo de puta" puede hacer referencia a alguien que actúa de mala fe, aunque en Argentina a veces se usa como un elogio. "¡Mirá cómo juega ese hijo de puta!", escuchamos alguna vez en la vida aquellos que hemos tratado con los rioplatenses.

En España, "se utiliza frecuentemente el término "hijo de puta" y a veces su sinónimo: "cabrón", siempre para referirnos a los bellacos. En México existe el término "hijo de la chingada" (chingar=fornicar), una forma de suavizar el insulto o, como en el caso argentino, el elogio o la mofa. En Colombia, cuando se quiere insultar a alguien se le dice "tetra", el prefijo de cuatro que no significa otra cosa que "cuatro veces hijo de puta". Algunas veces cumple un sentido coloquial la frasecita de marras, aunque dependiendo del contexto. Cuando se alude directamente a insultar a la figura materna, el elogio o adjetivo deviene la mayor de las ofensas de la lengua castellana y termina siendo causal para el surgimiento de la violencia.

Ser un "hijo de puta" es ser un mal nacido (del catalán mal parit, o el neologismo malparido), es ser una "persona que actúa con mala intención y que molesta o perjudica a otros con sus faenas o malas pasadas", y es una de las cosas a la que recurren el común denominador de los hombres en todo el mundo, que al parecer comparten esa característica de aprender dicho insulto en las escuelas o en las barriadas, al interactuar con otros hombres.

Según el Diccionario del Insulto publicado en España el año 2000, y escrito por el estudioso José Antonio Millán, ya desde el "Siglo de Oro español" se recurría al término "hideputa" a la hora de agraviar y referirse a los bribones a los cuales se debía odiar o elogiar. De todos modos, Millán reconoce en el insulto un efecto balsámico o descargante, descalificador, una manera de exteriorizar los sentimientos sin necesidad de recurrir a las matanzas en público.
Con otro temperamento se buscaba maldecir, en un inicio, a la familia, al árbol genealógico, en los tiempos en que el apellido y abolengo eran algo muy importante a la hora de definir el status social. Ser el hijo de la esposa de un noble era una cosa muy diferente a serlo de una mujer a la cual este mismo noble habría rechazado como cónyuge. Se convertía en la "otra", la "puta". Pero lo que en principio era insultante, pronto se asumió como algo tan cotidiano y propio del argot popular.

Y como se dijo líneas arriba, decirle a alguien "hijo de puta" es rasgo común en otras partes del mundo. "Filho de puta" dicen en Brasil y Portugal, "Figlio da putana" en italiano, "Bhainchowt" se dice en la India, "Ibn il sharmuta" se pronuncia en los países árabes aunque eso sí con propósitos ofensivos para la progenitora; "Du má" en el Vietnam, "Wo zao ni ma" en China, "Yed maa" y "Ai heay" en Thailandia. En Estados Unidos, también la frase es coloquial para el caso de "mothers fucker" o "son of a bitch", pero siempre cuidando el contexto. No hay que olvidar que, incluso, el término llevó a una legendaria frase atribuida al ex presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt respecto a la conducta del ex presidente de Nicaragua, Anastasio Somoza García, a poco de iniciar un período dictatorial en su país, allá por los años 30: "Será un hijo de perra, pero es ‘nuestro' hijo de perra" (en inglés: "Somoza may be a son of a bitch, but he's our son of a bitch." El término, pues, se puede utilizar bajo determinados contextos. fuente: quinto poder

2 comentarios:

  1. mUY BIEN, TU LENGUAJE SE ACERCA POCO A POCO AL SENDERISTA...SIGUE ASI!

    ResponderEliminar
  2. que sepa el calificativo hijodeputa, ni ningún otro tienen © derechos reservados.

    de la revista quinto poder:

    "Por ejemplo, Martha Hildebrandt, parlamentaria, lingüista y candidata a la reelección legislativa sostuvo que si Abugattás le dice "hija de puta" a Eliane Karp incurre en un "acto de lo más negativo ya que le falta el respecto a la investidura oficial de la Primera Dama", añadiendo que por recurrir a tan bajo lenguaje "da una pésima imagen de su propia persona". Y esto llama la atención porque la misma doctora Hildebrandt es la que defendió el derecho de Hernando de Soto de calificar como "hijo de puta" al escritor Mario Vargas Llosa, allá por 1993."

    ResponderEliminar